Navigation Menu+

EL MEJOR REGALO: ¡VOLVER A CASA!

Posted on Nov 29, 2016 by in Mi vida en Londres | 0 comments

Fiestas Navideñas

Foto navideña

El mes de noviembre va terminando y llegan unas fechas muy señaladas… Algunas personas dicen que las Navidades son grandes campañas comerciales que nos obligan a gastar dinero pero, para los que vivimos fuera, diciembre siempre será especial.

árbol de navidadPor desgracia no todos los expatriados pueden volver a casa estos días, el trabajo no siempre lo permite, y a eso hay que añadir que los billetes son bastante más caros que el resto del año. Por esta razón, cada vez conozco a más gente que visita a su familia justo antes y/o después de Navidad (tomo nota).

Recuerdo que las Navidades del 2012 las pasamos en Sudáfrica. Estábamos recién llegados al país y era inviable volver a España a pasar las fiestas. Fue todo muy extraño: verano en diciembre, las playas llenas de gente, la familia lejos, y nosotros bastante ocupados buscando casa, colegio, coche… Realmente el 2013 fue un “Año nuevo, vida nueva”, que repetimos en 2016 (pero esta vez en Londres).

Navidades con amigosVolver a casa por estas fechas es una maravilla, ¡y una locura al mismo tiempo! Los que han vivido fuera saben perfectamente a que me refiero: a las inmensas ganas que tienes de ver a la familia y a los amigos, se unen gran cantidad de comidas y cenas, varios compromisos y quehaceres diarios que ocupan gran parte de nuestro tiempo, y cosillas que surgen en el último momento y que a veces hace que no podamos disfrutar de las vacaciones como nos gustaría.

churros con chocolateA mi siempre me pasa lo mismo: llego con tantas ganas de ver a todo el mundo, que me apunto a cenas, comidas, cafés, ¡e incluso desayunos con churros! El problema es que, cuando llevo unos días en España, mi estómago (y el resto de mi cuerpo) se resienten. Pero, ¿cómo voy a descansar, para unos días que estoy en mi tierra? Por eso, a la vuelta, siempre siento que necesito unas vacaciones tras mis vacaciones en España, ¡pero sarna con gusto no pica! Vuelvo literalmente agotada, pero realmente feliz.

Cena navideña

Si este año vuelves a casa por Navidad, te doy algunos consejos para que puedas disfrutar de unas buenas fiestas:

  • Familia en NavidadCompra los billetes de avión con mucha antelación, así no te llevarás sorpresas de última hora. Aún así, viajar en esas fechas siempre es caro, pero cuanto más cerca esté la Navidad, más subirán los precios.
  • No programes cada minuto de tus vacaciones. Este fue un error que cometí la primera vez que volví a España. Quería ver a tanta gente que me programé un calendario con visitas diarias. Al final, me agobié muchísimo, no vi a todo el mundo, me fallaban algunas comidas y no podía cambiar otras y, aunque disfruté de esas vacaciones, también lo pasé mal.
  • Portal de BelénIntenta quedar con grupos de familiares y amigos. Cuando vas poco tiempo, lo mejor es quedar con grupos. Si vas a tomar algo con cada persona que quieres ver, ¡al final no tendrás tiempo para nada!
  • Da prioridad a lo que es importante: las comidas con la familia y los amigos son imprescindibles para mi, pero siempre tengo que programar algunas citas como, por ejemplo, ir al banco, acudir al médico, o ir a mi peluquero favorito (Moises Giraldo), ¡no me puedo ir de España sin visitarlo!
  • mantecados y turronesCompra pequeños regalos antes de volver a casa. En las maletas no suele haber mucho espacio (la ropa de invierno ocupa bastante), pero cuando estés en España tendrás poco tiempo para ir de compras, las tiendas estarán llenas de gente, y puede llegar a ser muy agobiante. Ademas, piensa que a todos les gustará más recibir un detalle de tu nuevo país, que un regalo comprado en España.
  • Deja algunos días para descansar. Yo intento hacer esto siempre, pero casi nunca lo consigo, porque justo ese día tengo que ir a mirar unos regalos, o me ha surgido llevar a mis hijas a jugar con unas amigas, o debo visitar a algún familiar enfermo…
  • Gambas de HuelvaTen siempre a mano protectores de estómago. Yo voy con tantas ganas de comer todo lo que no suelo comer en Londres, que me paso un poco, y mi estómago lo sufre. Mejor prevenir, que curar.
  • ¡¡Disfruta!! Que nada ni nadie impida que pases unas fiestas estupendas con todas esas personas a las que tanto has echado de menos.

Roscón de Reyes

Tras estos consejos puede parecer que las Navidades son un castigo, pero nada más lejos de la realidad. Yo siempre disfruto mucho estas fiestas, ¡me encanta esta época del año! Pero me da pena no poder ver a todo el mundo porque se que, aunque me lo proponga, no podré compartir esos días con toda la gente que quiero. Solo espero que lo entiendan, que no se lo tomen a mal, ¡y que hagamos lo posible por vernos la próxima vez!

Estoy contando los días que me faltan para volver a mi tierra, abrazar a la familia, reírme con mis amigos, y disfrutar de todos esos buenos momentos que me regala la Navidad. Si vuelves a casa este año, aprovecha cada minuto, y recuerda que los mejores regalos de la vida no son materiales, ¡son momentos!

Regala sonrisas

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *